Enfermedad de Meniere

Timothy C. Hain, M.D.

Dario Yacovino, M.D.

Por favor lea nuestra limitación de resposabilidad disclaimer Retornar al Indice. Ultima modificación : Noviembre 19, 2003

Goto English version Korean version

 

Fig 1. Oído interno Normal.

Qué es la Enfermedad de Meniere ?

El médico Francés Prosper Meniere describió una condición la cuál ahora lleva su nombre. La enfermedad de Meniere es una afección del oído interno qué causa vértigo episódico , tinnitus (percepción de un sonido en uno o ambos oídos), sensación de presión o plenitud del oído , y disminución auditiva fluctuante. En la figura 1 , el área del oído afectado es todo el laberinto, el cuál incluye tanto los conductos semicirculares como la cóclea.

Un típico ataque de la enfermedad de Meniere es precedido habitualmente por sensación de plenitud en un oído. Fluctuación en la audición y cambios en las características del tinnitus pueden también preceder al ataque. Un episodio de Meniere generalmente incluye : severo vértigo ( sensación de giro del entorno) , desequilibrio, nauseas y vómitos. La duración promedio de los ataques es de 2 a 4 horas. Hay una marcada variabilidad en la duración de los síntomas.

Algunas personas experimentan breves “shocks” episódicos ,mientras que otros tienen constante inestabilidad. Una inusual sensibilidad a los estímulos visuales es frecuente.( (Lacour, 1997). Durante el ataque los ojos “saltan” (ésto es llamado nistagmus).

Material suplementario en Sitio CD: Película que muestra el nistagmus durante un ataque en la Enfermedad de Menier

Un particular síntoma discapacitante es la súbita caída al suelo que puede ocurrir sin ningún aviso. Esto es llamado “crisis otolítica de Tumarkin”, por la original descripción de Tumarkin (1936). Esto es atribuído a una súbita deformación mecánica de los órganos otolíticos (utrículo y sáculo), causando una rápida activación de los reflejos vestibulares. Los pacientes sienten súbitamente como si se estuvieran inclinando o cayendo (aunque estén erguidos) , y trataran de hacer movimientos de re-posicionamiento ante la caída. Este es un síntoma muy discapacitante debido a que ocurre sin previo aviso y puede causar severos daños físicos. Habitualmente, el tratamiento destructivo (p.e. laberintectomía o Sección del nervio vestibular) es la única forma de manejar este problema. Otras condiciones otológicas pueden ocasionalmente estar asociadas a caídas tipo Tumarkin (Ishiyama et al, 2003). Ver aquí para mas información respecto al drop attack.( Caída súbita )

Los episodios de Meniere (ataques) pueden ocurrir en racimos o agrupados (clusters); esto es, varios ataques pueden ocurrir en un corto período de tiempo. Sin embargo varios años pueden pasar entre cada episodio. Entre los ataques la mayoría de los pacientes suelen estar libres de síntomas o notar mínimo desequilibrio y tinnitus.

La enfermedad de Meniere afecta aproximadamente 0,2 % de la población ( pulse aquí para más detalles acerca de la epidemiología).

La enfermedad de Meniere usualmente se inicia confinado a un oído pero habitualmente se extiende para comprometer ambos oídos en un tiempo de hasta 30 años , el 50% de los pacientes con Meniere tienen enfermedad bilateral (Stahle et al, 1991). Hay controversias acerca de las estadísticas, pero algunos autores , por ejemplo Silverstein, sugiere que la prevalencia del compromiso bilateral es bajo, del órden del 17% (Silverstein, 1992). Nosotros sospechamos que esta baja frecuencia se debe a un corto período de seguimiento de los pacientes y que 50% de bilateralidad parece más adecuado. Otra posibilidad, sin embargo, es la selección sesgada de pacientes y los diferentes patrones de enfermedad en diferentes países. Silverstein sugiere que el 75% de las personas que desarrollarán enfermedad bilateral, lo harán dentro de los 5 años.

 

En la mayoría de los casos, una progresiva disminución auditiva puede comprometer uno o los dos oídos. Un patrón de pérdida auditiva de baja frecuencia sensorineural es común encontrarlo inicialmente, pero con el tiempo progresa , y usualmente cambia a un patrón “plano” o a uno “picudo” (pulse aquí para más información acerca de los test audiológicos).Aunque los ataques pueden ser discapacitantes , la enfermedad persé no es fatal.

Qué causa la Enfermedad de Meniere ?

Figura 2a: Laberinto membranoso normal 2b. Laberinto membranoso dilatado en la enfermedad de Meniere.(Hydrops)

Se piensa que los ataques en la enfermedad de Meniere son debidos a la fluctuante presión que existe en el oído interno en estos pacientes. Un sistema de membranas, llamado laberinto membranoso , contiene un líquido que es el líquido endolinfatico. Las membranas podrían comenzar a dilatarse como un “globo” cuando la presión se incrementa. Esto es llamado “Hidrops”. Una posible explicación para ésto es que, el sistema de drenaje del líquido denominado ducto o saco endolinfático esté bloqueado. En algunos casos, el ducto endolinfático puede ser obstruído por tejido cicatrizal o puede ser estrecho desde el nacimiento, mientras que en otros , puede haber demasiado líquido secretado por la stría vascularis. El hídrops no es encontrado en todas la personas con enfermedad de Meniere, por otro lado, el hídrops puede ser un hallazgo común (6%) en estudios de autopsia de personas que en vida no han tenido síntomas de Meniere. (Honrubia, 1999; Rauch et al, 2001). Debido a que la enfermedad de Meniere ocurre aproximadamente 0,2/100 personas, y el hídrops es encontrado en 6/100 huesos temporales, hay aproximadamente un órden de magnitud ,es decir, más personas con hídrops que con enfermedad de Meniere. Esto lógicamente, indica que debe haber algún factor adicional involucrado, además del hídrops, en el orígen de la enfermedad de Meniere (ver el siguiente texto acerca de función inmunológica así como la página de enfermedad autoinmune del oído interno).

Algunos conductos de los líquidos anormalmente dilatados como el acueducto vestibular o el acueducto coclear, también pueden ser asociados con síntomas de la enfermedad de Meniere. Evidencia reciente es en contra de la relación entre el acueducto coclear y la Enfermdad de Meniere (Yilmazer et al, 2001). Un acueducto dilatado es unas de las más comunes malformaciones óseas vistas en niños con hipoacusia sensorioneural de causa desconocida. (Oh et al, 2001). El acueducto vestibular se extiende desde la pared medial del vestíbulo a la superficie posterior del hueso petroso temporal. La mayoría de las personas con dilatación del acueducto vestibular y compromiso del oído, tiene hipoacusia , pero ocasionalmente hay una asociación con problemas vestibulares (Shessel and Nedzelski, 1992). Habría un vínculo genético entre la dilatación del acueducto vestibular y el síndrome de Pendred, el cuál es una enfermedad tiroidea congénita.

Recientemente se ha puesto la atención a la función inmunológica del saco endolinfático . -- Las enfermedades inmunológicas podría contribuir en un substancial porcentaje de pacientes con enfermedad de Meniere, sin embargo, la mayor parte de los casos sigue siendo de causa desconocida. Habitualmente es atribuida a infecciones virales del oído interno, traumamatismo de cráneo, predisposición hereditaria y alergia. Pulse Aquí para obtener más informacion acerca de las causas de la Enfermedad. de Meniere

 

Qué daño produce la Enfermedad de Meniere en el Oído interno?

1. Muerte de las células ciliadas: Es ampliamente conocido que los recurrentes ataques de Meniere llevan a la destrucción de las células ciliadas del oído interno, ésto es un proceso gradual que puede llevar años, pero que frecuentemente resulta en una sordera unilateral funcional. Las células ciliadas cocleares (audición) son más sensibles. Si bien las células ciliadas vestibulares parecen ser más resistentes , también existe una lenta declinación de la respuesta calórica en enfermedades de aproximadamente 15 años de evolución (Stahle et al, 1991).

2. Cambios mecánicos del oído: Disturbios mecánicos del oído interno, como la dilatación del utrículo y del sáculo son los más conocidos hallazgos en la anatomía patológica. El sáculo puede dilatarse significativamente en estadíos avanzados de la enfermedad y adherirse al pie del estribo. Esta distorsión mecánica del oído interno puede resultar en una progresiva y crónica pérdida de la estabilidad, aún cuando el paciente no esté teniendo ataques. La periódica dilatación y retracción del utrículo es también una razonable explicación para los periódicos ataques de otros trastornos vestibulares, (Vértigo posicional paroxístico benigno). Finalmente , parece probable también que podría haber rupturas en el sistema de suspensión del laberinto membranoso. Esto podría crear inestabilidad mecánica del utrículo y sáculo llevando a un desequilibrio crónico.

No hay hasta el momento evidencia que la Enfermedad de Meniere lesione el nervio cocleo-vestibular (see Kitamura et al, 1997).

Con qué frecuencia se presenta la enfermedad de Meniere ?

Los estudios han mostrado que la enfermedad de Meniere afecta aproximadamente a 200 personas cada 100,000 (en otras palabras, 2/1000). Esto es, aproximadamente, la misma prevalenecia que la esclerosis múltiple (MS). La mayoría de las personas con enfermedad de Meniere son mayores de 40 años , con una igual distribución entre hombres y mujeres. Llamativamente, el estudio de Framingham encontró que 2/100 personas podrían tener enfermedad de Meniere en US, sugiriendo que hay considerables chances de que exista subdiagnostico en esta enfermedad ( pulse acá ).

Hay alguna cura ?

Hasta el momento no existe cura para la enfermedad de Meniere , pero hay varias opciones de manejo para controlar los síntomas.

Cómo sabe el Doctor que tengo Enfermedad de Meniere ?

El diagnóstico está basado en la combinación de los síntomas (usualmente vértigo episódico y trastornos en la audición), tests audiométricos (audiometría) para documentar la reducción en la audición luego de un ataque, y excluir otras causas. La lista de diagnósticos diferenciales es amplia e incluye: Fístula perilinfática, laberintitis recurrente ,migraña, Malformaciones congénitas del oído, sífilis , enfermedad de Lyme, tumores, Esclerosis múltiple, etc. El proceso diagnóstico usualmente incluye test audiométricos (audioaudiometría), un ENG test, varios test de sangre (ANA, FTA), y una Resonancia Magnética Nuclear del cerebro (RNM). Electrococleografía (ECochG) es útil en casos difíciles . La plenitud aural puede ser causado por la disfunción de la trompa de Eustaquio, la timpanometría es algunas veces de utilidad.

Ruckenstein y otros recientemente documentaron un gran número de test sanguíneos en un grupo de 40 pacientes con Meniere unilateral , incluyendo Recuento de glóbulos blancos (RGB), anticuerpos anti nuclear (ANA), Anti-Sjoegren, FR (factor Reumatoideo), Complemento, Anticuerpos Antifosfolípidos, Western Blot para la proteína “heat shock” , MHA (para sífilis), y Lyme. Solo la elevación de los anticuerpos antifodfolípidos fueron encontrados en 27%, sobre un esperado de 6-9%. Las proteínas “heat shock” fueron encontradas en el 6%. Ellos concluyeron que es poco probable que la Etiología autoinmune tenga un significativo rol en la población de pacientes con Meniere unilateral (Ruckenstein, 2002).

Los test audiométricos muestran inicialmente una pérdida auditiva en la banda de baja frecuencia de tipo sensorioneural. Con el paso de los años , ésta gradualmente progresa hacia el patrón “en gorra” con reducción en los tonos de baja y alta frecuencia , finalmente el patrón “plano” aparece , típicamente con 50 db de pérdida (110 db sería sordera completa). Si bien algunos pacientes tienen fluctuación en la audición sin ningún síntoma de mareos o tinnitus , en la mayoría de los casos, éstos no progresan a la enfermedad de Meniere. (Schaaf et al, 2001). Algunos recientes estudios han sugerido que el patrón y la severidad del déficit auditivo no se correlaciona con la duración de la enfermedad (Mateijsen et al, 2001), pero nos parece más probable que por ser el patrón auditivo bastante variable , estos autores simplemente no realizaron estudios exhaustivos a los pacientes.

MEDICACION PARA MANEJO DE UN ATAQUE AGUDO EN LA ENFERMEDAD DE MENIERE.

* Medicación comunmente usada para el manejo de un ataque en la enfermedad de Meniere.

Información adicional prevención de los vómitos esta acá..

Cómo manejar un ataque ?

Durante el ataque agudo, acuéstese sobre una superficie firme. Permanezca lo mas inmóvil como sea posible, con los ojos abiertos y fijos mirando un objeto estacionario. No trate de beber nada ya que usted podría vomitar . Permanezca así hasta que el severo vértigo (giros) pase, luego levántese LENTAMENTE. Una vez que el ataque disminuya, usted probablemente se sentirá cansado y necesitará dormir por varias horas.

Si los vómitos persisten y usted es incapaz de tomar fluidos por más de 24 horas (12 horas en los niños), contacte a su Doctor ya que él puede prescribirle medicación para las naúseas y/o sedantes vestibulares. El podría querer evaluarlo antes de indicarle la medicación. Antivert y Ativan son comunmente usados como supresores vestibulares y Compazine o Phenergan son generalmente utilizados para el tratamiento de las nauseas.

 

MEDICACION USADA ENTRE ATAQUES.

Diuréticos— los más comunmente usados, por una razón no muy clara son : los inhibidores de la anhidrasa carbónica y los diuréticos combinados . Estos agentes tienen la ventaja de que no requieren suplemento de potasio.

Supresores o sedantes vestibulares (pulse aquí para más detalles sobre tratamiento farmacológico) Bloqueantes de los canales de calcio.

Esteroides (raramente)

Immuno-supresores (raramente , ver AIED)

Agentes que son controversiales.

 

Qué puedo hacer para reducir los síntomas?

Algunas medicaciones pueden ser prescriptas para tratar de regular la presión de los fluidos en el oído interno, de este modo reducir la severidad y la frecuencia de los episodios de Meniere. Dyazide es la medicación más comunmente prescripta para este propósito. Verapamil (dosis habituales :120 SR) algunas veces reduce la frecuencia de los ataques. Algunos médicos indican inyecciones de Histamina . Prednisona u otros esteroides (p.e Decadrón) son ocasionalmente útiles para acortar los ataques. Los supresores vestibulares como el Antivert (meclizine) o Clonazepam pueden ser utilizados en caso de ser necesario.

Hay un número de nuevas medicaciones de las que no se tiene mucha experiencia por lo que pueden se probadas bajo supervisión de su Doctor . También hay algunas inusuales medicaciones las cuales son consideradas "alternativas" o son disponibles solo fuera de los Estados Unidos, las cuales podrían tener un valor considerable.

El régimen dietario para hidrops deberá ser probablemente recomendado por su médico (ver mas adelante). Este es un pilar importante del tratamiento para prácticamente todos los pacientes con enfermedad de Meniere. La experiencia ha mostrado que la ESTRICTA adhesión al régimen implicará , una significativa mejoría del cuadro clínico del paciente.

El propósito del tratamiento entre ataques es prevenir o reducir el número de episodios , y desminuir las chances de una futura disminución auditiva. . El permanente tinnitus (timbre en el oido) o la progresiva disminución de la audición pueden ser consecuencia de la enfermedad de Meniere de larga evolución . Los audífonos pueden ser necesarios .

Tratamientos quirúrgicos y destructivos de la Enfermedad de Meniere.

En casos extremadamente severos , el tratamiento destructivo del oído interno como la Inyección de gentamicina o la cirugía pueden ser consideradas. Esto es el último recurso para personas que tienen severos ataques y se encuentran por lo tanto discapacitadas. Actualmente , nosotros estamos a favor del tratamiento con gentamicina en la mayoría de los casos donde el tratamiento destructivo ha sido considerado. Las inyecciones con gentamicina son aplicadas a través del tímpano, a través de un pequeño agujero o un pequeño tubo. Este procedimiento permite un tratamiento de un oído a la vez, sin afectar el otro. Típicamente, aproximadamente 4 aplicaciones en un período de un mes es suficiente. Los mareos pueden recurrir luego de un año, requiriendo otra serie de aplicaciones.

Si bien las inyecciones de esteroides intratimpánica han sido recientemente postuladas como tratamiento por Shea, al presente no existe consenso aún para calificarlas como efectiva desde una base científica. Algunos estudios sugieren que éste no es mejor que el placebo. (Silverstein et al, 1998). Otros sugieren que sus resultados son tan buenos como la gentamicina (Sennaroglu et al, 2001). Nosotros tenemos al momento de escribir éste articulo (fines del 2002) nuestras reservas debido a que tenemos dificultades para entender el verdadero mecanismo de acción farmacológico

Como alternativa , el tratamiento quirúrgico puede ser indicado , en éste el nervio vestibular es clipado . Esta operación , es llamada neurectomía vestibular o sección del nervio vestibular ; es muy efectiva en el tratamiento del vértigo, especialmente la variante que no compromete la audición .En la actualidad, se piensa que tiene un significativo mayor riesgo que la inyección de gentamicina. Nosotros no estamos a favor de la sección del nervio vestibular , excepto en los casos en el los cuáles la inyección con gentamicina ha fallado.

Otra operación es la llamada laberintectomía , es recomendada en personas que han perdido completamente la audición o en los pacientes en los cuáles la sección del nervio vestibular es considerada muy riesgosa. Una ves más éste procedimiento debería ser aplicado en los casos en los cuáles la gentamicina ha fallado.

El tercer procedimiento es el shunt endolinfático , éste es usado por algunos médicos para aliviar la presión en el oído interno. Desafortunadamente , si bien el shunt parecería ser un procedimiento lógico , la mayoría de los estudios mostraron que , la colocación del shunt no parece ser mejor que no tomar ninguna medida terapéutica (e.g. Silverstein and Rosenberg, 1992), o hacer una masteidectomía – como cirugía fingida. (Bretlau et al, 1981; Thomsen et al, 1981, ver las referencias más adelante).Esto puede ser debido a que el shunt puede fácilmente taparse. Nosotros actualmente no recomendamos éste procedimiento para nuestros pacientes excepto en casos especiales. Esto puede incluir personas que tienen una audición perfectamente normal , o personas mayores que podrían no tolerar el tratamiento con gentamicina descripto antes (Pensak and Friedman, 1998; Gianoli et al, 1998). Una reciente tendencia es tratar de dañar el saco endolinfatico, además de mejorar el drenaje. Como el saco es el órgano inmune del oído, ésta idea tiene sentido si uno está tratando de inmunosuprimir el oído. Más acerca de la cirugía del shunt (derivación) puede ser encontrada acá.

Recientemente ha sido reportado que la sección de los músculos del oído medio podría ser útil en la enfermedad de Meniere. (Franz et al, 2003). El fundamento de este procedimiento es difícil de encontrar, y nosotros desearíamos ver más estudios acerca del tema antes de recomendarlo.

Hay controversias en la literatura acerca de la implantación de tubos en el tímpano. (Disfunción de la trompa de Eustaquio) No parece modificar la enfermedad de Meniere (Maier et al, 1997).

Para la enfermedad bilateral , cuando el paciente se encuentra incapacitado y no se puede determinar que oído está causando los vértigos, la estreptomicina (1 gm dos veces por día) puede ser aplicada en forma ambulatoria hasta que se desarrolle el primer signo de ototoxicidad. Este tratamiento generalmente logra reducir o eliminar las crisis vertiginosas sin afectar la audición. Este tratamiento sin embargo daña el oído interno y causa paresia vestibular bilateral , la cual tiene su propio conjunto de síntomas y discapacidad.

El tratamiento quirúrgico no ha mostrado preservar más la audición que cualquier tratamiento médico. (Kinney et al, 1996). Una revisión del tratamiento quirúrgico ha sido recientemente publicada por LaRouere (ver las referencias).

Referencias acerca de cirugías placebo en la Enfermedad de Meniere.

 

Cómo podría la Enfermedad de Meniere afectar mi vida?

La enfermedad de Meniere tiene un severo impacto en la vida de los pacientes. En el episodio agudo, la enfermedad de Meniere es una de las enfermedades más debilitantes experimentada por pacientes que sobreviven a una enfermedad (Anderson and Harris, 2001).

Debido a que los síntomas en la enfermedad de Meniere son episódicos, es importante explicar a los familiares y amigos que podría pasar cuando uno sufre un ataque. Luego, si los síntomas ocurren cuando ellos estén presentes, podrán entender y no entraran en pánico.

Usted puede protegerse de sufrir lesiones , si usted percibe que el ataque está comenzando y toma las medidas para evitar caídas . Algunos ataques pueden ocurrir durante la noche, por lo que asegúrese de tener a mano una luz para la noche, recuerde que usted confiará más en su visión para mantener su equilibrio.Deberá asegurarse que el trayecto de la cama al baño este libre de objetos , muebles u otras cosas que dificulten su marcha.

Muchos estudios han documentado que pacientes con Meniere, tienden a tener más co-morbilidad psiquiátrica que la población sana, incluyendo depresión con o sin ansiedad reactiva a la enfermedad. Algunas veces puede ser necesario la toma de medicación antidepresiva o antiansiosa , bajo la supervisión de un profesional de la salud.

 

Dieta para el Hidrops.

Los fluidos llenan las estructuras de la audición y equilibrio del oído interno, normalmente funcionan en forma independiente de los sistemas de liquido/sangre del resto del cuerpo. En el oído interno, los fluidos son mantenidos a volumen constante y contiene concentraciones específicas de sodio, potasio, cloro y otros electrolitos. Estos líquidos bañan las células sensoriales del oído interno y permiten el normal funcionamiento

 

Como incide la dieta en los mareos?

Su oído interno es influenciado por ciertas sustancias en su sangre y otros fluidos del cuerpo. Por ejemplo cuando usted come alimentos que tienen gran cantidad de azúcar o sal, su concentración de sal y azúcar en su sangre se incrementa, y esto afectará la concentración de dichas sustancias en su oído interno.

Las personas con ciertos trastornos del equilibrio deben controlar la cantidad de sal y azúcar que le agregan a las comidas. Usted debe también conocer la cantidad de sal y azúcar oculta que los alimentos tienen. Limitando y eliminando el uso de cafeína y alcohol también ayudará a reducir los síntomas como el tinnitus y los mareos.

Claves para la dieta.

La clave del tratamiento es mantener estables los niveles de fluidos en su cuerpo de manera de evitar las fluctuaciones de presión en su oído interno.

  1. Distribuya la toma de líquidos y alimentos en el día y manténgalo así día a día . Coma aproximadamente la misma cantidad de alimentos en cada comida y evite los excesos de comida. Si usted toma colaciones hágalo en tiempos regulares.
  2. Evite comer alimentos que contengan altos niveles de sal . Una ingestión elevada de sal puede resultar en fluctuaciones de presión en los fluidos de su oído interno y puede incrementar sus síntomas. Trate de comer una dieta rica en frutas, vegetales y cereales , baja en embutidos y comidas procesadas o congeladas. Habitualmente recomendamos una dieta que tenga menos de 1 gr. de sodio.
  3. Tome una adecuada cantidad de líquidos en el día . Se debería incluir agua, leche y jugos de frutas bajas en azúcar (p.e arándano ). Trate de anticiparse a las pérdidas de líquidos que se producen cuando usted hace ejercicios o en días calurosos, y tome líquidos antes de que esas pérdidas se produzcan. Tenga precaución con la leche –algunas personas tienen alergias a algunos alimentos y pueden aumentar los síntomas asociados a la toma de leche o sus derivados.
  4. Evite líquidos o alimentos que contengan cafeína . (como el café, te, y chocolate). La cafeína tiene propiedades estimulantes que pueden empeorar sus síntomas. La cafeína también puede aumentar la intensidad de los tinnitus . Mucha cantidad de cafeína puede además gatillar la migraña .(La migraña puede ser un diagnostico difícil de separar de la enfermedad de Meniere). El chocolate tambien puede gatillar la migraña
  5. Limite la ingestión de alcohol a un vaso de cerveza o vino por dia. El alcohol puede también inducir migraña asociada a vértigo.
  6. Evite alimentos que contengan MSG (glutamato monosódico). Este frecuentemente se encuentra en comidas preparadas y en comidas chinas. Esto puede incrementar los síntomas en algunos pacientes, posiblemente debido al vínculo con migraña asociada a vértigo, también debido a que contiene sodio.

Consideraciones farmacológicas.

  1. Evite la aspirina y medicaciones que contengan aspirina . La aspirina puede causar tinnitus (anormal percepción de sonidos en su oído). Los anti-inflamatorios no esteroides como el Ibuprofeno o naproxeno también deben ser evitados.

  2. Evite las medicaciones que contengan cafeína . La cafeína incrementa el tinnitus asi como se asocia a los problemas antes mencionados en la sección de alimentos.

  3. Preste atención a las contraindicaciones de las medicaciones que usted toma. Algunas medicaciones pueden incrementar sus síntomas.
  4. Evite Fumar. La nicotina presente en los cigarrillos produce constricción de los vasos y puede disminuir la irrigación del oído interno, haciendo que sus síntomas empeoren.

Dónde puedo obtener ayuda adicional para modificar mi dieta ?

Los dietistas pueden ayudarlo a hacer un programa nutricional para su especial necesidad. Ellos también pueden sugerirle las formas de preparación de sus comidas favoritas con bajo contenido de sal o azúcar. Con la asistencia de un dietista usted podrá modificar sus hábitos alimentarios de manera de poder controlar los síntomas de su enfermedad.

Hay varios libros excelentes , los cuáles pueden ayudarlo a determinar qué alimentos tienen elevadas cantidades de sodio. Barbara Kraus's "Complete Guide to Sodium" (Signet, 1987) es un libro (idioma = Ingles) en el cuál es posible ver la mayoría de los alimentos.

Más Información :

Grupos de Auto ayuda.

Otros links.

  • The Meniere's network
  • Review article: www.bmj.com/cgi/content/full/316/7128/368

  • Written By: Timothy C. Hain, MD

    Acknowledgements: Figures are courtesy of Northwestern University.

    Volver al índice

    Referencias:

    Libros sobre enfermedad de Meniere: